«Agravios a la Argentina», por Marta NERCELLAS

Por Marta NERCELLASpara SudAméricaHoy

¿ Para qué  tratar de recordar los  agravios institucionales realizados desde el podio del poder,   si “los dueños de la verdad “ sólo escuchan los aplausos de la “gente de bien “, aquellos que aceptan sus dogmas sin discutirlos?. ¿ Para qué, si los opositores   (más del 40% de los ciudadanos)  están inmovilizados por la creatividad autoritaria de la inquilina del Congreso y no amagan respuestas institucionales  mientras pasean sus quejas por los set de televisión?¿Para qué,  si a la minoría coyuntural se le expropió la voz?.

Miré entonces a un pájaro que cantaba sin público en una rama alejada y  pensé, vale la pena “cantar”.

El 3 de marzo, por obra de los “poderes hegemónicos”,   se contraría al Ministro de Salud que había afirmado que el virus no llegaría a la Argentina y  tuvimos el primer caso de coronavirus   Un  DNU ordenó el aislamiento social preventivo y obligatorio para todos los que se encontraran en el país.  El  estribillo “vida o economía”,  le dio al Poder Ejecutivo la suma del poder público.  

Aprovechando nuestro encierro avanzaron sin descanso sobre las instituciones, la propiedad privada y el derecho que tienen los individuos de no  depender de la dádiva estatal  y ganarse su sustento con el sudor de su frente. Administrar la pobreza otorga mucho poder.  El Poder Legislativo y Judicial permanecieron en silencio cómplice.

Se liberaron miles de presos sin importar que harían  en la calle.  Los “compañeros “(inclusive condenados) volvían al calor de sus mansiones pagadas con pesos robados de las arcas del Estado. El ruido de las cacerolas y la indignación generalizada ralentizó esa sangría.

La impunidad prometida a la Vicepresidenta llevará  un poco más de tiempo.  Hay que borrar de la memoria colectiva  la imagen de los sucios papeles verdes manipulados por socios del poder entre whisky y puros. Eran los “certificados” de los hospitales y las rutas prometidos y no construidos y  la imagen del funcionario que cuando fue atrapado  ingresando bolsos llenos de dólares a un convento gritó “son de la política”.  Las chicanas debían  desdibujar la matriz de corrupción  que en su rol de arrepentidos dibujaron secretaríos, ministros, contadores de la familia presidencial y contratistas de la obra pública.  Desintegraron sin pudor la oficina que debía proteger a los imputados “colaboradores”.   Los dejaron “al cuidado” de aquellos a quienes habían señalado como corruptos, muchos renunciaron al programa.

Apareció muerto y torturado un enriquecido exsecretario de la ex presidenta, había corroborado en la justicia  como se  trasladaba la recaudación ilegal en los bolsos con candados ante la atenta mirada de otro ex secretario presidencial también multimillonario que falleció hace unos años. La fiscal (sobrina de Cristina Kirchner ) supo rapidamente que se trató de un simple robo .

Los presos se amotinan en las distintas cárceles del país. Rompen  lo que encuentran y se instalan en los techos dejando a la vista de todos la desidia con las que las cárceles fueron tratadas durante décadas y  la improvisación de los funcionarios. La violencia vuelve a ser reconocida con medio de negociación.

El DNU 457/2020, entrega al jefe de gabinete poderes  para modificar a su antojo todas las partidas presupuestarias. No necesita ni control ni consenso.  El unitarismo fiscal y la discrecionalidad  con que se manejan los recursos, obliga a  gobernadores e intendentes a vender el voto de sus legisladores junto con su apoyo..

Hay plan y hay estrategia. Solo que no es para salir de los males que nos aquejan sino  para tapiar las puertas de la cárcel para los socios del poder .

Hay plan  para seguir desangrando las arcas públicas con sobreprecios en las compras, para desarticular los organismos de  control, para que la sentencia dictada por la historia absolviendo a la ex presidenta se convierta en resolución judicial.

Hubo plan para ocupar con sus alfiles todo cargo en donde hay dinero , territorialidad o poder. En ese  reparto vertical, se apoderó de los ministerios estrategicos y, en los  que resignó designó a un fanático para que controle.

Las fuerzas de seguridad fueron desplazadas de la prevención e investigación de los delitos a retenes para impedir que se viole la cuarentena. Las provincias y los municipios levantaron fronteras internas  y creció la represión.  En Formosa  quienes  trabajan fuera de la provincia,  con la excusa de  que puedan generar contagios si regresan a sus hogares, se los tiene apiñados y descuidados fuera de los límites provinciales.

Un sindicalista que hizo del bloqueo de las empresas, la extorsión y la violencia su sello personal,  que  está imputado en múltiples procesos por delitos de corrupción y de falsificación de medicamentos, que utiliza barrabravas como método de convicción, que impide con sus bravuconadas el avance de las investigaciones , fue convertido en ejemplo por el Presidente.

Se destruyeron los ferrocarriles ( ramal que para ramal que se levanta ) y hoy los camioneros que él agrupa son el medio casi exclusivo de traslado de mercaderías y de las cosechas que van al puerto.

El mérito, el crecimiento y  el trabajo  son enemigos de los pobres.  Con consignas de odio se habilita que se le saque al que tiene para entregarle al que necesita.

En catorce provincias se toman tierras con violencia y con la complicidad de funcionarios públicos. Se afirma , aunque luego deban desdecirse , que no son delitos sino remedios para la emergencia que plantea la crisis habitacional. Nadie piensa en crecer , en desarrollar, solo en repartir quitándole a unos para darle a los otros. Usar el poder político para fines que erosionan la república es una constante.

El gasto público aumenta por las necesidades de la cuarentena  y por la creación de infraestructuras  que dan cobijo a quienes “palean tierra” para ocultar de delitos de sus jefes políticos y construir un podio  altísimo  donde colocarlos   para impedir que les llegue la justicia  y la verdad.

Se destruyen las empresas (varias decenas de ellas se están yendo del país), se agravia a los empresarios, se importa moneda porque nuestras imprentas no lograr imprimir al ritmo que las autoridades demandan.   Se gastan millones de dólares para recibir pesos que pierden su valor en forma inmediata. Las leyes económicas que se cristalizan atrasan cuatro o cinco décadas. Se burocratiza  y se reparan las piezas de la máquina de impedir del Estado para que permita excepciones que beneficien a amigos y al enriquecimiento de algunos funcionarios. La palabra y los compromisos gubernamentales se devalúa a mayor ritmo que nuestra moneda.

La “reforma judicial” –  aprobada ya por el Senado- es un festival de cargos  distribuidos sin mapa de necesidades ni estadísticas. Donde manda la política la cuarentena encierra también a la lógica.

Una comisión de expertos “aconsejará al presidente sobre las necesidades de cambio en el Consejo de la Magistratura ( el órgano que debe designar y separar a los magistrados hoy dominado por la política); el Ministerio Público Fiscal ( que  por la reforma procesal decidirá qué causas se investigan y cuáles no); el funcionamiento de la Corte ( que con esa sola amenaza  comenzó a actuar en defensa propia) ; y el traslado de los jueces nacionales a la ciudad ( sólo en el fueron penal porque los problemas cotidianso de las personas no les preocupan)

La censura  a cualquier critica a los jóvenes maravillosos de los setenta se complementa con los cuadernillos que se distribuyen a los alumnos de las escuelas clausuradas plagados de consignas partidarias.   Los medios públicos o amigos cuentan una verdad irreconocible y dan fueros a los acusados por corrupción.

Se recortan las jubilaciones de quienes trabajaron toda su vida y con la misma mano se dan jubilaciones privilegiadas al ex vicepresidente condenado por corrupción y  a la vicepresidente  que acumula beneficios como viuda, ex  mandataria y actual funcionaria.

El Estado es convertido en eje de todo  abandonando las funciones para las que fue creado: educación , seguridad, salud pública.

Ni los funcionarios más cercanos sabían que iba a contradecir la promesa dada pocos días antes a los empresarios,  cuando el presidente anunció que  expropiaba la cerealera “Vicentín” que se encontraba en concurso de acreedores. Agredía la propiedad privada  y la jurisdicción de un solo golpe.  Un Juez “ de provincia” (apoyado en la fuerza de la ley y también en la de la reacción popular)  le plantó el cartel de” no avanzar”   por lo que fue destratado por el presidente que no se iba a meter con la justicia.  La Constitución es un librito  pequeñito que sería bueno que releyera.

La perspectiva de género se olvida cuando destrata a una periodista porque su pregunta incomoda. Puede agraviar empresarios, opositores  y jueces. Todo es posible cuando además de ser dueño de la verdad está trabajando para salvar al mundo de su decadencia.

La ministra de “inseguridad” reconoce que realiza CIBERPATRULLAJE para conocer el “humor social” . Las mayorías o parlamentarias no son confiables. La Presidenta del Senado  enciende o apaga los micrófonos  marcando que no existe sólo distancia social , sino distancia de lo reglamentario y de lo institucional. Escenas vergonzosas de los legisladores son captadas por la lente  del zoom de la sesión.

Nuestro degradación moral  permitió nuestro silencio  ante la confesión

de un intendente que para evitar que continuara una huelga de ambulencieros les recordó que se olvidaban de cuando los encubrió por comercializar drogas con las ambulancias. No se si dolían más las justificaciones absurdas o los silencios de sus “compañeros “.

Se  cierran colegios y se ignora a quienes  hacen propuestas para revincular al sistema educativo al menos a los más vulnerables.  La ignorancia es mejor insumo para sus planes.

La Corte ejecuta su parte del plan. Rechaza el recurso del ex diputado Capello  confirmando la falta de inmunidad  del legislador para denunciar a un Juez del más alto tribunal de la provincia que representa.  La inmunidad solo  protege a los que son acusados por hechos de corrupción.

La venganza contra los jueces que confirmaron los procesamientos de la ex presidenta, fue motorizada por el representante del Poder Ejecutivo.  El Consejo que dos años atrás  los había convalidado,  los cuestiona con el  voto  dirimente de la esposa de un sindicalista que una semana después  recibe una millonaria ayuda para la obra social que preside.  De un empellón sus pliegos llegaron al Senado que  sugirió  sacarlos de sus lugares logrando en pocas horas el decreto presidencial que lo materializó La Corte- que dos años antes había manifestado que los traslados  eran correctos, decidió  pagar  con derechos ajenos no  enemistarse con el poder.  Dijo que eran correctos pero provisorios, y que antes no se lo habían  preguntado¡¡

El Procurador interino – porque la política no pudo lograr consenso para designar al titular-  es acosado con mentiras agraviantes para lograr poner en ese lugar un funcionario más sensible a las necesidades de la ex presidenta.  Se comienza a tratar un proyecto  para que la designación no deba respetar las reglas que regían hasta el presente.

La policía de la provincia de Buenos Aires realiza una huelga  excediendo los límites legales y  amenazando la tranquilidad de la quinta presidencial. Las estadísticas demostraban que el jefe de gobierno de la ciudad superaba  al presidente en la aprobación de la ciudadanía.  Se decide matar dos pájaros de un tiro. Se le quitó un porcentaje de coparticipación a la ciudad en forma inmediata para pagar a la policía  sublevada con ese porcentaje.

Pretende ordenarle a la Ciudad cuánto debe gastar para su seguridad y  que modifique intempestivamente su presupuesto.  Los ciudadanos bonaerenses,  son favorecidos por la “opulencia” capitalina cuando caminan por sus calles, concurren a sus hospitales o escuelas, pero eso es ignorado.

Se organiza otra estructura costosa e inconstitucional, un “observatorio estatal” que monitoree,  y desarticule noticias falsas  para luchar contra la desinformación y la violencia simbólica en los medios y plataformas digitales.   El “NODIO” pretende  proteger la libertad de expresión controlándola. Lo que no podemos decir es que no sean lineales, anticipan el daño que programan.

Mientras contamos muertos , contagiados y  sistemas sanitarios estresados o jaqueados en algunas jurisdicciones, nos  relatan el éxito de la lucha contra la pandemia.

La Vice le marca la cancha al presidente con una carta pública en la que le informa que si se estrella con el iceberg es por su ineptitud que él es quien gobierna.

Para  concluir con un balance positivo  afirmamos que la depreciación de la moneda  es menor que la de la palabra, la justicia y la autoridad. Allí el peso queda bien colocado. Podríamos seguir enumerando agravios a la república, pero se terminó la página.