«Mercado para talentos canosos», por Alfredo BEHRENS

Por Alfredo BEHRENS, para SudAméricaHoy [1]

Todo desperdicio es malo, pero el desperdicio de personas es el peor, y sin duda el desempleo es una de las formas más contundentes de desperdiciar personas. Reducir el desempleo es una de las políticas de los gobiernos, pero también es tema de los mercados, principalmente cuando estos fallan. Por eso aquí sugiero una avenida de solución, tal vez al alcance del lector.

Mario era muy buen gestor, pero se puso viejo y le hicieron dimitir. No por viejo sino por caro. Y como él, hay cientos de miles de Marios y de Marías en toda América Latina. ¿Por qué?

América Latina se estancó, y su población envejeció. No se estancó porque la gente se puso vieja. El estancamiento vino primero. El hiato entre el ingreso promedio en América Latina y el de los EEUU es hoy mayor de lo que era en 1950. Un logro de estos lleva tiempo y determinación, y sería una exageración atribuirlo sólo a la realidad de los Marios y las Marías haber envejecido.

Pero volvamos al asunto. Cuando la economía se estanca, el lucro de las empresas cae, se hace necesario cortar costos, y entonces a menudo sacrifican a los más caros primero. Pero resulta que los Marios y las Marías no son sólo caros, sino que tienen más experiencia, saben hacer las cosas. Ya, en economías estancadas no hay muchas cosas nuevas para hacer. Como los Marios y Marias ya hicieron lo que se podía, sale más barato sustituirlos por quienes sólo tienen que repetirlas. Esos son más baratos. Así fue que los Marios y las Marías se tornaron redundantes. Con el estancamiento todos perdieron empleo, pero la pérdida y el desperdicio suele ser mayor entre los más viejos.

Quien pierde el empleo no deja de saber cómo hacer las cosas y hacerlas bien. Eso, ellos podrían ofrecer sus conocimientos y saber hacer a quien lo necesita. Sería el caso de las empresas menores, pero éstas no conocen a los Marios ni a las Marías porque sus networks tienen pocos puntos de contacto en común. Como además en América Latina sólo confiamos en quien ya conocemos, no hay cómo recolocar a los Marios y a las Marías, por más que pudieran contribuir a las empresas menores a crecer en paz. Es un caso típico de fallo de marcado. La remuneración pretendida por los Marios y las Marías tendría que caer demasiado como para que los contrate quien no confía.

Pero pensemos por un momento. Ya existe la  tecnología para promover encuentros. Es muy común para relacionamientos románticos, y hay en Internet muchos sites para juntar a quien se anuncia como Angelina Jolie que busca a su Brad Pitt. En Alemania conozco un site que aproxima consultores con clientes y se remunera cuando los contratan. Esto quiere decir que no se necesita mucha más tecnología para acercar gestores experimentados de las empresas menores que podrían beneficiarse de sus servicios.

Lo que sí falta es una herramienta para superar el obstáculo de la desconfianza. Están en Latinoamérica algunos de los pueblos más desconfiados del planeta. Por eso, contratar fuera de la red de conocimiento del empresario latino-americano resultaría mucho más difícil que en Alemania, por ejemplo. La desconfianza sugeriría un esfuerzo importante a ser superado a la hora de comprobar elementos verificables de un CV, como por ejemplo, títulos y cargos anteriores. Es posible, pero es nuestros países resulta engorroso. Tal vez una aseguradora podría mitigar el riesgo. La aseguradora no verificaría sino las denuncias por violaciones de la buena fe, e indemnizaría a quien hubiera comprado el seguro cuando un candidato haya falseado su CV. La prima del seguro podría ser compartida entre el candidato y la empresa, y su costo podría aumentar como resultado de violaciones puestas en evidencia.

Claro que es más fácil quedarse de brazos cruzados, pero el desempleo es un gran desperdicio y la falla del mercado requiere de intervención para corregir una situación innecesariamente injusta que es una perdida para todos.


[1] Alfredo Behrens tiene un doctorado por la Universidad de Cambridge y es el autor del premio al Mejor Libro de Gestión para Latinos, con «Gaucho Dialogues on Leadership and Management» por Anthem Press, 2018. En sabático de FIA Business School de São Paulo, Alfredo reside actualmente en Portugal y da conferencias sobre temas interculturales. Modera encuentros para Harvard Business Publishing y enseña Liderazgo en el IME Business School de la Universidad de Salamanca, donde su correo electrónico es behrens@usal.es.